Chamanismo Coreano; La importancia de los cascabeles

Inicio>>Chamanismo en el Mundo>>Chamanismo Coreano; La importancia de los cascabeles

Chamanismo Coreano; La importancia de los cascabeles

Bangul es el término que hace referencia a un sonajero hecho de latón o cobre, utilizado como un medio chamánico para realizar sus trabajos espirituales.

El origen de los sonajeros chamánicos se remonta a la Edad de Bronce en la península coreana, tal como se refleja en los hallazgos realizados hasta el momento por los antropólogos,  incluyendo unas antiguas reliquias de un sonajero con ocho brazos, llamado paljuryeong; el sonajero pegado al palo, yuangnyeong, el sonajero de doble punta, ssangduryeong; y el sonajero de doble punta en forma de anillo, hwansangssangduryeong, y se asume que todos estos sonajeros servían como medios para los trabajos chamánicos. Los citados sonajeros se denominan muryeong, que tienen una forma de campana de madera que se utiliza, actualmente, en los rituales budistas llamada moktak. Existen dos tipos de bangul: uno tiene una pequeña campanilla que le hace sonar, y otro está compuesto por varios cascabeles que tintinean para crear el sonido.

Algunos chamanes inician su carrera después de haber recogido o adquirido un sonajero en su sueño. En un ritual la iniciación chamánica llamado naerimgut, el chamán mayor que sirve como padre espiritual pone a prueba al chamán iniciado para confirmar su cualificación haciéndole encontrar un sonajero y un abanico ocultos. El bangul sirve también como un símbolo del estatus y el papel de la profesión chamánica.

Se dice que a los dioses les encanta el sonido metálico al mismo tiempo, lo temen, por lo tanto los sonajeros chamánicos lo utilizan como para llamar o alejar a los espíritus. Los bangul son necesarios para la mayoría de los trabajos chamánicos realizados por un chamán mayor que facilitara el contacto profundo con uno o más espíritus de ayuda al invitarlos a esta realidad; estar en el trance; demostrar los poderes sobrenaturales de los espíritus; y acompañar a los espíritus de los muertos en su viaje a la otra realidad.

En otras palabras los sonajeros son un instrumento fundamental para los chamanes que trabajan en unión con los espíritus de ayuda. En el ámbito del chamanismo coreano, existen varios tipos diferentes de los sonajeros utilizados en los trabajos o sesiones de la adivinación: gunungbangul, chilseongbangul, daesinbangul y sangsoebangul.

El gunungbangul es un sonajero largo que está pegado a un palo que se utiliza en el segmento del dios de la guerra llamado gununggeori como parte de los trabajos chamánicos realizados en la provincia de Hwanghae-do. El sonajero de las siete estrellas llamado chilseongbangul está compuesto por siete cascabeles, cada uno tiene un carácter chino grabado 壽 (longevidad) o 福 (fortuna). El sonido de este sonajero tiene por objeto brindar por la longevidad y la buena fortuna a los humanos. Por otro lado, el daesinbangul comprende un montón de las doce campanillas, utilizado en gran medida en los trabajos o sesiones de adivinación.

Por: Cultura Tradicional de Corea

14/01/2019|Categorías: Chamanismo en el Mundo|Sin comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies