Preguntas qué es lo que más falta te hace. Lo que más falta te hace son las ceremonias. Nada hay en la vida tan importante como las ceremonias. Cuando pidas ayuda a un chamán, él celebrará una ceremonia contigo. Lo hará para elevar tu espíritu. Lo hará para curarte. Nada os hace tanta falta a vosotros, los occidentales, como las ceremonias.

Creéis que las ceremonias son algo misterioso y difícil. Exactamente como la vida, que también os parece complicada. Pero la verdad es que la vida es totalmente simple. Y maravillosa. Sois vosotros los que la hacéis complicada.

Vosotros los occidentales, habéis perdido la sensibilidad para captar la fiesta de la vida. Habéis olvidado las ceremonias. Más aún: habéis olvidado que habéis olvidado las ceremonias.

Pero también existe un movimiento en sentido contrario. Me entusiasma ver que cada vez hay más gente que me invita a celebrar, como chamán, ceremonias con ellos, a fin de descubrir qué han olvidado. ¿No es esto fascinante?

Yo vengo de una pequeña aldea situada en los confines más remotos del mundo. Sin embargo, las enseñanzas que traigo son comprendidas y reconocidas por hombres de todo el mundo. De modo que las enseñanzas que llegan de los confines más remotos del mundo no son en realidad tan malas. ¿Y por qué? Porque traen vida, porque te traen vida. Porque te brindan la posibilidad de descubrir quién eres.

Fuente: Angaangaq – Líder espiritual de las tribus esquimales